martes, 5 de agosto de 2008

Saturday Night Fever...

RECAPITULANDO: Llegó el sábado a la noche!
Tras haber llovido a la tarde, me preparé para ir al cine. Como no quería confundir al Sr. Malvestido, me vestí con un jean grande (de cuando estaba gorda), una remera sin escote, mi piloto negro y botas... Nada que marque ni muestre el cuerpo. Además, como pocas veces, salí a cara lavada (labial, delineador y rímel) y con pose de "salgo con mi amiga".
Nos encontramos en el shopping, y para mi sorpresa, el Sr. estaba un poco mejor vestido.
Hicimos la cola para comprar la entrada, y cuando llegó el momento de pagar, el Sr. abonó la suma indicada. Cuando quise devolverle el importe correspondiente a mi entrada, dijo que no, que él me había invitado... Para matar las dos Hs. hasta que empezara la función, fuimos a tomar algo a la confitería de Planta Baja (esa a la que van los viejos cuando pasean en el Patio Olmos). Obviamente que quise pagar para retribuirle la invitación... y tampoco me dejó.
Vimos la peli (repito: vimos, nada de toqueteo ni manos locas!) y cuando llegó el momento de llevarme a casa, enfiló para el otro lado y entramos a un boliche (yo pensé: no estoy arreglada y encima, entrar con esto... un quemo!!!). El Sr. pagó la entrada y una vez adentro, bebimos daiquiris (sólo con una buena dosis podría estar bailando con él!). En el boliche charlamos, bebimos, bailamos, y discutí porque no me dejó pagar nada... hasta que llegó el momento en que el boliche cerraba. Yo estaba contenta, porque el tipo no intentó tocarme un pelo, así que cuando enfilabamos para mi casa, dijo: acompañame un minuto a mi casa y te llevo...
En su casa, tomamos gaseosa (no me gusta taaanto tomar alcohol), hablamos más... hasta que se paró y dijo: "se hace tarde, te llevo a tu casa". Yo dije "OK" me paré y cuando me dirigí hacia la puerta me agarró del brazo, me abrazó... yo lo abracé y le di palmaditas en la espalda (esas de un amigo al otro)... y él me dijo bajito "mejor no te llevo nada, quedate a dormir"... En ese momento lo solté (sola, en un dpto... pensé: "este me viola, me mata y oculta el cadáver"). No se que cara habré puesto, que el tipo me llevó a casa sin dirigirme la palabra... El lunes, llegué y actué como si nada. Lo saludé normal, pero me molestó cuando escuché que Juan le preguntó: "¿y qué tal te fue?¿Pasó algo?"... y él le hizo señas que no, que después hablaban...
Viejo del orto!!! se creía que yo le iba a dar bola, y que por una salidita iba a quedarme en su casa... PATÉTICO.

4 comentarios:

Free Rider dijo...

JAJAJAJAJAJAJA!!

Pobre viejo!! El tipo te invitó a salir, te pagó todo, y ni un besito en la mejilla? Mal eh!!

(?)

No te lo esperabas? Además, vos ya le diste aaaalgo de pie al momento de decirle que si...

A partir de ahora, indiferencia!!

Besos!!

r.- el corre ambulancias dijo...

disculpe que se lo diga asi, pero al aceptar pasar por su casa, diste pie a un encare soberbio

eso si, lo del lunes es inexcusable en un caballero

Conta Dora dijo...

Querido Free Rider: si, le di un besito en la mejilla (de esos que dan las tías).

Querido Corre Ambulancias: acepté pasar por su casa "porque quería buscar algo"... además, el Sr. malvestido se durmió... debería haber encarado en el boliche.

Saludos cordiales!!

Francis Bean dijo...

"me abrazó... yo lo abracé "

No entiendo esa parte, ¿Por que te abrazó?
Mejor dicho, ¿por que lo abrazastes?

Esto se convirtiendo en una novela.

Saludos!!!