martes, 9 de febrero de 2010

Johnny B. Bad

El domingo, tras la resaca de las salidas, antes de ir a hacer las compras de alimentos para la semana, ContaMadre me invitó a tomar algo a Johnny B. Good, el lugar donde fuimos con el Intendente Etienne. Como siempre, las empleadas que demoran y no recuerdan el pedido no son novedad... Y esta vez, me sorprendió que no tuvieran Coca-Cola... Que me digan que no tienen torta de chocolate, puede ser; que no tengan medialunas, también lo puedo admitir; pero que no tengan Coca-Cola, era too much... Como no quería Coca Zero o Light, preferí un café...
Al momento de pagar, como ContaMadre estaba en hacendado, sacó un billete de $100 y procedió a pagar... Al momento de dar el vuelto, Paulita F. (la empleada de JBG) sacó un billetín de $50, otro de $10, sacó uno de $2... lo cambió por otro de $5... y sacó otro de $10, los dobló y se los dio a ContaMadre, y Paulita salió raudamente hacia el interior del local.
ContaMadre desdobló los billetes y los ordenó (puso los dos de $10 juntos), y en ese momento, noté que uno de los billetes de $10 nuevo era un poco extraño... le faltaba una parte verde del "10" impresa... y cuando toqué el billete me di cuenta de por que daba tantas vueltas para dar el vuelto... Era falso!!
Rememorando lo que le pasó a María en la farmacia Lider, salí rápidamente a buscar a la chica, quien se había ido hacia la otra punta del local a limpiar mesas... y le dije "me diste este billete que es falso". Paula dijo "ahhh, bueno, te lo cambio. Ya lo tiro"... Pero no lo tiró, sino que lo guardó en la billetera nuevamente... y cuando sacó el billete de $10 para darme... me dio de nuevo el mismo!! Y le dije "me estás dando el falso de nuevo!!". Paula me dijo "uhhh, perdoná..." me dio uno bueno y se fue de nuevo rápidamente...
No creo que haya tirado el billete, sino que me parece que quienes se están dando con la noticia de tener $10 falsos son los brasileros de la mesa de al lado... Estuve en lerda, debería haberle roto el billete, así se dejaba de joder gente...

7 comentarios:

Etienne dijo...

Recuerdo que tuviste que hacer un gran esfuerzo por no dejarle la bandeja de moño a la meserita de aquella vez, cuando no acertaba con el pedido...

Serás lo que debas ser, amiga mía y si no, atenderás en JBG!!

Y los brasileros le pagarán a un taxista o comprarán unos cigarrillos y así, el falso dará vueltas como uno de verdad!
Besos!

Ssss dijo...

Por eso mismo, cuando veo una mina con las tetas operadas se las arranco, así se dejan de joder gente.

Karmakiller dijo...

Si tenia las tetas operadas, bien hechas, y el cliente era un hombre, el billete pasaba.

Muchos carteles de la droga y organizaciones delictivas trabajan con ese concepto...

SirThomas dijo...

Por la descripción que hiciste, la falsedad del billete era notablemente visible, porque muchas veces a simple vista o tacto rápido (?) no se notan tanto; sobre todo en este tipo de transacciones que duran segundos; una vez guardado y revisado quizás con mayor detenimiento salta la falsedad en cuestión.

Saludos.

Brisa dijo...

Estas Paulas son terribles che!jajaja.Menos mal q te diste cuenta,ami me hubiese cagado,rara vez controlo los billetes!Definitivamente los de JBG tienen algo personal con vos!jaja
Ssss:tengo pensado hacermelas,espero no me las arranques!
Besos Conta

Ssss dijo...

Bueno, prometo acariciarlas solamente.

Conta Dora dijo...

Etienne: Que noche la de aquel día!! Me encantó tu última frase...

Ssss: Violentín lo tuyo...

Karmakiller: Más que cartel de droga, creo que es la cobradora, que seguro tiene varios billetes falsos y los cambia por billetes buenos...

SirThomas: a primera vista me pareció muy nuevo, y al tocarlo, se evidenció la estafa!

Brisa: Siempre controlá los billetes!!!

Ssss: Vení a Cba así hacés el antes y después de la cirugía, y nos contás si cambió para mejor...

Besos!