lunes, 2 de marzo de 2009

Dando vuelta la página...

Debido a que este blog se fue para cualquier lado. Este posteo es el último que escribo sobre ese tema, y lo hago sólo porque lo considero necesario, ya que este tema explotó en este espacio, por eso aquí también lo cierro. Desearía no tener que escribir esto acá, pero no quedó otra...

Creo que perdí a un amigo, o más bien, a una persona a la cual consideré una amiga y que se ganó en poco tiempo mi cariño, algo que no mucha gente ha logrado, ya que suelo ser muy cerrada en mis afectos (cuando lo conocí, mi estado de ánimo no era el mejor, y encontré refugio en sus palabras). Pero como dijo alguien a quien aprecio "si el pibe no te habla más por esto que escribiste, es porque nunca quiso ser tu amigo, sino que se hizo el amigo para llegar a vos". O sea, creo que este fue el final de una amistad para mi con un hombre a quien sinceramente quise mucho y fue muy importante para mi, y el final de nada para él...
Aunque debo aclarar que en diciembre ya esto era algo que me hacía mucho mal, la sonrisa tan linda que tuve al momento de comenzar todo un par de meses antes, se fue borrando, para convertirse en una mueca forzada... suerte que el proceso no fue tan largo, y la semana pasada, tras publicar el post anterior, sentí una calma que no había sentido hace tiempo... me saqué una mochila de encima.
Esa felicidad en poco tiempo se convirtió en angustia. Angustia por saber en que había fallado, porque su cariño cambió tan drásticamente, tristeza por no hacer nada bien, por cometer miles de errores y que él me los señalara. Malestar por los rechazos a mis muestras de afecto, rechazos a vernos cuando yo tenia ganas... y su desaprobación en todo lo que hacía. Eso comenzó a dañarme, me sensibilizó en extremo, me tiró abajo mi amor propio, hasta el punto de creer que todas mis fallas eran ciertas, porque yo quería hacer todo bien, pero siempre había algún defecto.
Cuando estalló esta situación el día miércoles, mis amigos estuvieron conmigo para pedirme las explicaciones de porque no les conté eso antes (no me gusta caer con problemas estúpidos a los demás)... y quienes sabían de esto, me apoyaron... y uno de ellos (otro que niega leerme) dijo que lo mejor era cortar y recuperar mi amor propio... que no tenía que sentirme culpable por reclamar una explicación justa, y que no valía la pena sentirse mal por perder a alguien que seguramente nunca sintió nada por mi, y que encima me dijo que "yo lloraba por él todos los días".
Como dije en el posteo anterior... las cosas se decantan con el tiempo y si realmente hubo una amistad, volverá... aunque creo que la única que puso todo para una amistad, fui yo.
Con esto, doy vuelta a esta página, justo en el día en que se cumple un año del inicio de una especie de relación tonta con el Sr.Pelado, que por haber terminado abruptamente el día de mi cumpleaños, me dejó tan vulnerable como para comenzar con esta "amistad" que con un adiós cibernético, terminó la última semana de febrero de 2008.

4 comentarios:

Etienne dijo...

Conta, es cierto que el tiempo decanta lo importante y lo superficial desaparece al fin.
A veces, pasa que lo importante no es positivo y a pesar de lo mucho que duele, uno debe aprender de esas cosas. No estoy diciendo volverse desconfiado y más cerrado todavía, sino simplemente no volver a cometer las mismas ingenuidades.
Las personas merecen todas ser conocidas, respetadas y brindarles la posibilidad de establecer un vínculo. Si no, nos mudamos a la isla de Lost y se acabó.
Besos Conta!!

Acerbus dijo...

Conta Dora:
Considero que ese tipo de personas son como parásitos, que absorben tu autoestima y tus ganas de vivir. Lo mejor es alejarse y olvidarlos.
Ahora, a superarlo y seguir adelante.

IML dijo...

A veces es tiempo de exorcisar y despues cambiar el rumbo.

Conta Dora dijo...

Etienne: Vendés pasajes para la isla de Lost?

Acerbus: Estamos superando y recuperando lo perdido...

IML: Si un camino no sirve, conviene buscar otro...

Besos!