jueves, 19 de febrero de 2009

Gente del banco.

Esta mañana, como muchas otras, fui al banco. Esta vez, no llevé mi MP3 ni mi libro (y si, maximizo el tiempo leyendo algo), así que me puse a observar a los demás coleantes (?) y ver que cosa pasaba...
En la cola había 20 personas antes que yo. Entre ellas, un hombre vestido con bermudas y una camiseta cercanas a la andrajosidad, una señora mayor bien vestida y con una gran sonrisa, otras señoras, y un señor leyendo un libro de poesías de"jóvenes poetas argentinos".
De pronto, atrás mío llega otro casi andrajoso, que saludó al casi andrajoso 1... y de pronto el c.a.1 le da al casi andrajoso 2 un montoncito de billetes de 50 pesos. Cabe mencionar, que ese montoncito era bastante grande... digamos que por lo menos eran 100 billetes! Eso me dio la idea, que cuando lleve grandes sumas de dinero (espero en algún momento tenerlas), me vestiré como una andrajosa, cosa de no levantar la perdiz.
Más tarde, la señora mayor bien vestida, se puso a hablar con el c.a.1, y le comentaba que estaba contenta porque había cobrado la pensión del marido, e iba a comprar dólares, porque en el banco no se puede dejar el dinero, porque el gobierno se lo iba a confiscar, y demás cosas de su vida, tales como "mi hermano, el Tito, cobró unos pesos, así que compró Euros..." yo no podía creer que hablara con un extraño sobre lo que hacía monetariamente!!!
Mientras esta señora hablaba, la vieja que estaba adelante del tipo con el libro de poesías, le empezó a preguntar al tipo sobre los poemas, quienes eran esos autores, y le comentaba que ella era una apasionada de la poesía, y le hablaba con ojitos románticos... El tipo le contestaba y comenzo a leerle un poema que él consideraba muy bueno.
Me quedé pensando, yo siempre voy con mi MP3 y/o un libro para que no me den charla... y si me hablan subo el volumen del MP3 para que no jodan o les digo "estoy leyendo", quizás el banco sea el nuevo lugar de levante y no me di cuenta!

11 comentarios:

Etienne dijo...

Conta, lo de la pilcha andrajosa yo la uso siempre que voy a Capital para pasar desapercibido. Es que yo no quería decirlo pero soy millonar....
No hay nuevos lugares de levante, todos los lugares son potencialmente de levante. Sabelo!
Besos!

Gastón dijo...

Pucha, te iba a decir algo pero sentí que levantabas el volumen en tu sien.

Y bue...

Besitos antisociales
(jajajaja)

Damián dijo...

Exactamente es como comenta Etienne.
Todos los lugares son de levante.
El levante es una cuestión de actitud frente a la vida.

Hablando de todo un poco: Conta: ¿Qué tenés que hacer esta noche?

Cosme Fulanito dijo...

el banco es como el dentista... no queres ir...pero tenes que ir.

La CuLPa eS DeL oTRo dijo...

Lo más bizarro que vi en un banco fue un pibe vestido de repartidor de pizza con gorrita de nabo y todo incluido que adentro del bolsito (donde llevan las zappi) encanutó casi 100 lucas en fajitos de cien. un simulador de puta madre... jejejje

con lo perseguida que esta la gente un chamullo en el banco puede costar caro...

Conta Dora dijo...

Etienne: Así que te vestís como pordiosero... Todos son lugares de levante??? ohhh!

Gastón: podrias haberlo dicho!

Damián: Esta noche, nada.

Cosme fulanito: Muy cierto!

La culpa es del otro: Muy bueno lo del delivery! Y si, a mi me hablan en el banco y me pongo paranoica.

Besos!

Willowcita dijo...

las colas me hacen muy mal
son un atentado
x eso voy siempre con el iphone asi no escucho a nadie.

jUaNm dijo...

Yo si voy al banco y hay una cola de 20 personas delante mío huyo despavorido.
No me gusta la idea de esperar una hora y media hasta que los buenos empleados cajeros hagan su trabajo.

Y cuando vuelvo ya no hay nadie, de manera que no se da la situación de interactuar con otros coleantes.
Esto último me pone a pensar en si me estoy perdiendo de algo interesante... Quién sabe...

Saludos

Etienne dijo...

Si, ya sé. La ropa andrajosa no tiene éxito cuando voy de levante, pero me permite volver en taxi. Si salgo de levante vestido de galán, puedo volver... en ambulancia.

Ganó Belgrano!!

Besos!

Conta Dora dijo...

Willowcita: Sumate al club de las odia colas (de banco solamente)!

JuanM: Si, al banco hay que ir al mediodía o a la hora de cierre.

Etienne: Vestite de galán y llevame a la cancha a ver a Belgrano!!! Y si, les ganamos a Instituto... le dedico este triunfo al mala onda que maldijo mi termo en el viaje a Las Grutas!

Besos!

César dijo...

Recuerdo que hace no mucho tuve que depositar una importante suma de dinero en efectivo en el banco y fui vestido como si iba a un partido de algún deporte, de básquet en mi caso. Te miran como diciendo "este boludo se equivocó de lugar...", creo que muchos recapacitaron cuando me vieron subir la mochila al mostrador.

También, me da MUCHA cosa hablar con el flaco de la caja, yo tengo cuenta Infinity en el Río y paso antes pero hay tipos... por Dios, las cosas que dicen... te dan ganas de secuestrarlos (?).

De levante no fui nunca al banco, pero sí reconozco que hay cada flaca laburando que dan ganas.

Besos!