viernes, 3 de junio de 2011

Migraña.

Desde que comencé la facultad comenzaron también mis dolores de cabeza. Supuse que era el esfuerzo de leer mucho, que la letra no ayudaba, etc. Fui al oftalmólogo, me recetó unos culo de botella (4,5 y 5,5) y listo, veía bien. Bueno, no tan bien. Resulta que veía las imágenes alguito distorsionadas, pero no le presté demasiada atención.
Pasaron los años, volví al oftalmólogo, quien me dijo que los anteojos tenían un error, pero nada grave, y me dijo que como en tanto tiempo no aumentó mi miopía, sugirió operarme. Sobre la operación, estaba todo dado, y 3 hs. antes, la misma fue cancelada (fue posteado oportunamente). Era algo que había deseado desde siempre, y como todo, se caía. Pero bueno, ya estaba acostumbrada a que cuando deseaba algo realmente, eso se desvanecía. Fue otra cosa más que se iba cuando ya me había hecho a la idea del cambio. Sufrí mucho, por suerte estaba la persona justa que me hizo sentir mejor, y que también se desvaneció.
El dolor de cabeza seguía... con más o menos fuerza. Es más, me acostumbré. Me hicieron muchos estudios, pero no tenía nada (ya alguien hará el comentario de "sabemos que no tenés nada en tu cabeza").
La migraña seguía... pasó el tiempo, se rompieron mis anteojos (no volví al oculista después de ese episodio), y el óptico, que quiso "verificar que fuera la graduación correcta". Al hacerlo, yo le decía al buen hombre que veía bien pero difuminado hasta q me harté y le dije "listo, veo bien". Cuando vi la graduación, que en 2 años se había disparado a 10.25 y 11, me asusté y le dije "no es mucho??" El óptico dijo que era lo que yo tenía, hizo los anteojos, y qué pasó?? Veía la nada misma. El óptico dijo que era porque yo veía con un solo ojo. Ahí le pregunté que como era eso, si tenía aumento en los dos ojos!?! Pero el simpático señor dijo que iba a perder mi ojo derecho, que ya la suerte estaba echada y nosequeotrasatrocidades.
Era lo que me faltaba... así que ContaMadre pidió turno a una clínica oftalmológica de Buenos Aires, y un par de días antes de ir, pude consultar a mi viejo oftalmólogo (quien se deshizo en disculpas por el error que hubiera cometido al operarme), a quien no le dije de mis anteojos con el doble de aumento. El Dr me felicitó porque mi visión estaba como siempre, sin aumento de ningún tipo. Eso me dejó tranquila. Cuando fui a la consulta en Baires, me sentía más tranquila. Le mostré al equipo los anteojos que usaba, los que me dio el óptico y les comenté lo de la operación. Con todo eso, decidieron empezar de cero, y ahí obtuve mi graduación actual: 3 y 3,25.
Mi migraña está desapareciendo (surgió porque hoy volví al rubio furioso y la agujita de crochet era puntuda). Diez años de mi vida con diagnóstico incorrecto.
Ya lo dije mil veces. Al nacer, me mearon la tortuga gigante y los cuatro elefantes que sostienen nuestro cuadrado planeta.

7 comentarios:

Gaby Cuenteando dijo...

Ah, pero este tipo era un pelotudo importante!! Cómo que te dijo que ibas a perder el ojo! Yo también tuve un diagnóstico equivocado y desde que tengo esta receta de lentes, ya no tengo drama con la vista. Los dolores de cabeza siguen, buaaaaaa!

Besote!

Gaby Cuenteando dijo...

PRI!

Etienne dijo...

Pero será posible que haya gente que le mete mano a la gente (perdón, no es un fraseo inteligente, pero si muy divertido) y no tiene la capacidad mínima para hacerlo!!
Habría que liquidarlo lentamente por hacerte eso!!

En cuanto a la meada XL, no quiero ser aguafiestas pero si asi hhubiera sido, te habrís ido con la correntada, ajajaj!!

Besos muchos!

Acerbus dijo...

¿Significa que ya no va a haber más "chica migraña"?

Barón Sottoflato de Buillón dijo...

Detallo la sentencia y/o forma de ejecución al parásito medicinal.

Se lo ubica entre dos agujas a la altura de los ojos por un lado y del otro a José Luis Chilavert en carrera para acertarle flor de patada en sus aberrantes nalgas, efecto por el cual las agujas harían contacto, estallándoles ambos globos oculares…si…lo se…me zarpe, no debí elegir como destinos de mis vacaciones la Isla de Guantanamo.

Cuídese mucho quiere, y que los dolores desaparezcan.

Fue muy grato volverla a encontrar.

Conta Dora dijo...

Gaby: Lo tuyo son las cervicales!! Y si, hay boludos por todos lados y en todas las profesiones!

Etienne: Son unos chantas... ahora volveré a ser pasajera frecuente de LAN, mi oftalmólogo oficial ahora es ese!! Y se fue el meo, se fue!! :D

Acerbus: chica migraña! chica migraña! esa nunca se irá!

Barón: ese castigo me dolió más a mi!! Pero gustosa lo aplicaré!

Besos!

SirThomas dijo...

Fah! Tremenda la historia detrás de la migraña, sus anteojos, el aumento, el sufrimiento, sus ojos, un abrazo y me alegro que de a poco lo vaya solucionando.

Increíble :S

Saludos.
Sir.