viernes, 29 de abril de 2011

La nada misma.

Hay veces que siento que debería escribir algo... aunque se que a nadie le importa lo que escribo (bueno, quizás a un par de personas, de chismosas nomás).
Quizás ya no necesito el blog, pero cuando pienso en cerrarlo, me da la sensación de que voy a perder algo. Quizás será que ya no estoy tan al pedo, o estoy al pedo pero uso mi tiempo de otra forma... Pero hoy, aburrida, opté por escribir cosas estúpidas. Ni siquiera hay noticias para leer, porque el casorio inglés copó las noticias, y empecé nuevamente con mis ganas de volver a Londres, con la excusa de entrar a la Catedral de San Pablo, el Parlamento y Westminster, los tres lugares a los que no pude entrar por el horario (o porque no era jueves).
Pondría una foto de Londres, pero ni siquiera las tengo. Perdí todas mis fotos, todos mis recuerdos, lo que puede ser bueno, para olvidar ciertas cosas, pero las fotos del viaje son las que más extraño. Quizás me digne a pedirle a mi hermano que las rescate de mi vieja PC, pero no lo hago.
Ahora debería leer unas cosas para un curso, pero improvisaré, no tengo ganas. Por lo menos, este año comencé con más proyectos que el anterior, donde mi proyecto era la nada misma, las ganas de nada, los deseos de nada. De a poco pienso en que tengo que hacer algo y lo hago, las cosas van cambiando, surgen solas, y sin darme cuenta, hago proyectos. Sin ganas de hacerlos, pero los hago por inercia, porque sentada en la nada misma, no logro nada, más que seguir enroscándome.
Así que me desenrosco, dejo de boludear tanto y me pongo a hacer cosas. Dicen que la gente no cambia, pero yo soy diferente, yo cambio. Me aburre ser siempre la misma. Por eso paso de mi pelo muy corto a un pelo muy largo. Del castaño al rubio más claro posible, al negro más oscuro, para después volver al rubio. De estar gorda como un elefante a estar lo más flaca que se puede estar. De usar los colores más estridentes en mi ropa, a usar negro diariamente. Estoy mal, pero es lo que hay, soy lo que hay y me encanta. Por primera vez, me encanta darme cuenta que estuve loca, y me vuelvo cada vez más cuerda... o más loca todavía. No lo se. No se nada. Bah, se sobre la nada misma.

12 comentarios:

Aldo Omar dijo...

Cada uno es como es, puede ser todo o la nada misma, y así debe ser.
y si a alguno no le gusta ya sabe lo debe hacer.
yo tambien escribo mis recuerdos solo por recordar aunque a nadie le interese me basta con saber que me interesan a mi.

Vesper Lind dijo...

Hola Conta! hace mil que not e escribo , che! arriba el animo, las malas rachas pasan , el tema es el mientras tanto, que puedas cambiar cosas por pequeñas que sean te hace bien, es re importante que te guste lo que sos es un pricipio, el tener proyectos y avocarse entretiene ... dale que el año recien empieza!!!

Beso grande

SirThomas dijo...

Simplemente para saludarla y enviarle buenas ondas para que haga lo que haga, le sea más llevadero el hacer.

Saludos.
Sir.

Barón Sottoflato de Buillón dijo...

La vida es un eterno círculo como un reloj antiguo, las agujas de ese reloj nos posicionan en nuestras rachas, por momentos arriba y por otros bien abajo, me está sucediendo lo mismo, cierro el blog, lo extraño, purifico mis fantasma, lo odio, estoy yendo y viniendo y en el movimiento la sensación de estar vivo.

Suerte! Y un cálido abrazo.

Zeithgeist dijo...

mi querida.. el blog puede permanecer abandonado cuando una anda por otras tareas mas interesantes o acuciantes, pero JAMAS se cierra. Quienes los cierran SUELEN (no todos)ser de aquellos a los q solo les importa cuantos comments tuvieron o seguidores hay. Para los q escribimos porque nos gusta y nada mas, eso importa bien poco. Dejalo dormir un tiempo sin despedidas ni aspamentos. Ya te van a volver las ideas.
:)

Etienne dijo...

No es necesario que lo cierres, simplemente acomodas tus tiempos, tus ganas, tus ideas y cuando quieras lo tenes disponible para volcar lo que quieras en sus plantillas.
Y cada vez que lo hagas estaremos acá, un poco por chusmas, pero más porque nos interesa saber que es lo que te pasa a vos que es tan único!
Besos!!

Jorge dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Acerbus dijo...

Sos una mujer fascinante. No cierres el blog y escribí cuando tengas ganas, que nosotros leeremos calladamente.

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

Uf conta! qué texto!!! Y bueno, yo coincido y creo que esta bien reinventarse, o resurgir como el ave fenix, lo importante es avanzar y no quedarse siempre en lo mismo. Tal vez, para eso sea necesario sentir lo que vos sentiste, y volver a empezar.

Te mando un beso y ya nos veremos, que aca te espera un regalito.

Reyes Del 2do dijo...

YO le voy a decir por que no puede cerrar el blog! por que no va a leer mas comentarios míos! por éso! o mas o menos éso! buen ESO es lo que hay!

La Perfida Canalla dijo...

jajajaja
uno es siempre uno y sus propias circunstancias...lo bueno es disfrutar cada instante sin pensar en cambiar ¿no?
Por cierto soy Perfida
Un saludo coleguita

Conta Dora dijo...

Aldo: gracias por pasar, y es así, al que no le guste, que se vaya! :)

Vesper Lind: Yo también abandoné esto! Si, hay que proyectar a futuro, sino nos quedamos estancados...

Sir: gracias por seguir presente!

Barón: Ya pasaré por allí... tampoco ando visitando blogs, pero bueno, son rachas!

Zeithgeist: Gracias querida! No, no lo cierro, a lo sumo, lo dejaré. Pero el vicio es fuerte, y vuelvo!

Etienne: Gracias también! Sos un dulce, y para cuándo me convertís en tía??

Acerbus: Cashate y leé! ;)

Sweet: Gracias... por el regalito, me empaché y por los consejos, que siempre ayudan! :)

Reyes: Ok, no lo cierro entonces.

Besos!