martes, 1 de marzo de 2011

Vacaciones Parte 1: Mar del Plata

Tal como escribí en mi posteo anterior, iban a salir vacaciones. Las opciones vacacionales eran Mar del Plata y Punta del Este. Por motivos de disponibilidad de alejamiento, elegimos Mar del Plata, lugar que conocí por un par de lluviosas horitas. Mi ContaAmiga (si, colega ella) conocía bien el lugar, así que por lo menos, íbamos ir a las playas más lindas del lugar.
Gabyta me dio una gran ayuda al indicarnos las ubicaciones de los hoteles! Una lástima que no pudimos encontrarnos por allí!
Tras los rezos del Sr. Betel Ejecutivo (empresa de colectivos bíblica), llegamos a destino a eso del mediodía (tras otro nuevo rezo), tomamos el taxi hacia el hotel. El mismo, era conducido por el Sr. "Carlos Chiste". Tengo foto que confirma dicho nombre y la otra testigo es ContaAmiga. Al arribar al hotel, nos recibió el conserje, un Sr. que nos recordaba a Sid de "La era de hielo" hasta hablaba igual! Para evitar reirnos, le hablábamos poquito (algo raro en mi).
Como el clima no acompañaba, tomamos el servicio de spa ofrecido por el hotel, así que aprendimos la diferencia entre un baño turco, baño finlandés y sauna. También nos estresamos mucho en el hidromasaje y las aplicaciones raras que tenía la pileta, que hacían de nuestra estadía algo realmente agotador.
Como ContaAmiga y yo somos chicas de la noche (?), salimos hacia un pub, donde tras chamuyar al pibe de la entrada, pasamos gratis... y al bailar cerca de la barra donde el mismo se encontraba (si al ratito entró porque era uno de los barman del lugar), el gentil muchacho nos llamaba para invitarnos con tragos y muuuucha cerveza. Asi que las noches de Mar del Plata estuvieron regadas de alcohol sin costo.
Como no todo debe ser gratis, fuimos al teatro a ver "Los reyes de la risa". Realmente, de gracioso tenía poco y nada. El título está mal puesto, lo tomamos como publicidad engañosa... O quizás, estaba buena la obra, pero el extenuante calor y una nena que gritó durante toda la obra nos la arruinó.
Al comenzar la semana, el clima estuvo precioso, así que a subirnos al colectivo y a ir a las playas más alejadas del centro. Tomamos mucho solcito (actividad que no acostumbro a hacer, y ahora pago las consecuencias), y cuando se hizo más tarde, con mi amiga nos dirigimos hacia Cabo Corrientes. Un lugar muy lindo, con una vista espectacular!! Su dueño nos recibió muy atentamente y nos convidó con unos cafés calentitos, que nos sacaron el fresquete que teníamos (Si, usar vestidito con el viento marplatense es mala idea). Pasamos una tarde preciosa, y prometimos volver al día siguiente para probar la gastronomía del local y luego ir a Buenos Aires.
Vista desde Cabo Corrientes (Foto gentileza del Sr. dueño)

El último día, se produjo el GRAN error, caminar a las 10 de la mañana por la playa en bikini, sin usar pantalla solar, que sería puesta una hora después, al encallar en la playa. Cuando empecé a oler a chamuscado (a las 14 hs), le dije a ContaAmiga que subiéramos a comer al Cabo. Yo elegí una muy rica hamburguesa (enorme) y mi amiga una ensalada enorme... Se hizo la hora de ir a la terminal de ómnibus, y tras una sobremesa con el dueño del Cabo y luego de sacar unas fotos a la gata del lugar (mascota, no señorita ligera), Sid nos dio nuestras valijas y pateó hacia la terminal.

No subo fotos propias, porque mi cámara de fotos murió en una confitería tradicional de CABA.

8 comentarios:

augusto gloop dijo...

Esperemos q en la parte 2 cuente algo del sexo q habran conocido en mdq!
Me gusto mucho el relato!!!
besos sobri!

Bella dijo...

Yo tengo bastante interés en concer las diferencias entre los baños esos y el sauna... y también quiero verte quemada como un tomate, jojojo

Etienne dijo...

Ah!! Yo también cometí ese ERROR y te digo que estuve dos semanas pelechando!!
Por lo demás, MDQ se presta para pasarla bien!!

Eso, queremos historias degeneradasssss!!

Besos!!

Verónica Molina dijo...

Bueno, la pasaste bien a pesar del mal tiempo. =) Lástima el título "Los reyes de la risa", che, ya de entrada suena a que no te vas a acalambrar de las carcajadas...

Gastón dijo...

Con el ahorro de las bebidas nocturnas te podrías haber quedado un poco más en las playas vacacionales, no?

(lo digo con la obvia envidia masculina, aunque alguna vez yo también haya recibido algún regalo alcoholero... pero de alguien del mismo sexo, aunque no del mismo gusto!)

Gaby dijo...

Ayyyyyyyyyyyy, pero y dónde contás que nos vimos, eh, eh :3. Para no oler a chamuscado nunca me pongo al sol y bue, así voy por el mundo, luciendo como Edward Cullen :D.

Beso!

Conta Dora dijo...

Augusto: Cero sexo en mardel, somos chicas buenas... ponele.

Bella: Tenés que ir... primero a la pileta y el hidro, después al baño turco, donde te vaporizás. Le sigue el finlandés, donde te vaporizás a mucho más temperatura. Por último sauna, donde te secás :P
Fotos, en FB :)

Etienne: Siiii, mucha joda en mardel :D y noooo, cero chanchadas en mi vida... :(

Verónica: Si, hay que arreglarse y disfrutar. Es cierto, eran de la risa, no de la carcajada!

Gastón: Si, pero estaba todo planeado para pasar unos días en Baires también!!

Gaby: Es la parte 1 del relato! jajaja! Lo se, sos blancuchita!

Besos!

Angelica dijo...

Hay que seguir con el relato. MDP es una gran ciudad para tener lindos recuerdos la idea es buscar hoteles en mar del plata en el centro. Saludos