lunes, 27 de septiembre de 2010

London Town...

Tras dos horas de un movedizo viaje por ferry, donde comí chicken & chips, llegamos al Reino Unido. Canterbury nos recibió con un día soleado, nos hablaban de Chaucer, que escribió esos picarescos Cuentos de Canterbury (que voy a releer así vuelvo a divertirme). Con mi prima sacamos un par de fotos... y no nos pudimos resistir a las compras... no sólo de provisiones alimenticias, sino de algún que otro accesorio (no compré un tocado para fiesta, porque en Córdoba quedaría hecha una ridícula).
A la tarde, llegamos a nuestro destino final: Londres. Hermoso como cuando lo dejé. Soleado como nunca lo vi. Es mi lugar, si me fuera de Córdoba, sería para vivir allí. ContaPrima agotada por el viaje (y porque parece que tengo una Duracell en el toor que no me canso de caminar), decidió hacer reposo, mientras que yo decidí saludar a la campana del Parlamento. Estaba saliendo, cuando un pibe que viajaba con el grupo me dijo "Conta, puedo ir con vos?". Acepté, ya que iba su padre de chaperón (ay si, soy desconfiada). Nos colgamos sacando fotos... y llegamos a media noche al hotel.
Al día siguiente, nos levantamos temprano, y fuimos a ver el cambio de guardia a Buckingham. Estaba feliz, un sol fortísimo, buena ubicación para sacar fotos, y viendo lo que en mi viaje anterior no pude ver! La música de cambio fue el tema de James Bond, y la vieja enajenada de adelante arruinó mi filmación con sus carcajadas y gritos cuando los guardias se acercaron a 2 metros de donde estábamos. Más tarde, tras erogar 17 libras, entramos al palacio, ya que fuimos en la época en que la reina está en su casita de Balmoral... bellísimo. Ahora entiendo porque Carlos consiguió casarse! Vivir ahí debe ser hermoso (cuando parta su Sra. madre, obvio).
Luego fuimos a Madame Tussaud's, donde nos fotografiamos con los famosos de cera, estuvo bueno, pero las 28 libras de la entrada son excesivas.
Fuimos a Picaddilly Circus, sacamos la foto al nabo de Eros, a los caballos, y nos reunimos con el grupo de viaje para ir a dar una pedorra vuelta... con ContaPrima aprovechamos para comprar entradas para el Fantasma de la Ópera y el "London Pass", para entrar a los museos y palacios sin hacer cola y ahorrarnos unos pesos. Había muchos pubs, y me dieron ganitas de tomar la cerveza típica (Bitter) que tanto me gusta, organizamos con el pibe antes mencionado para ir a un pub... pero mi prima se bajó, así que improvisamos una "reunión de contadores" con los contadores del viaje (o sea, ambos dos), y fuimos a beber un par de cervezas... A la segunda cerveza, ya empecé a hablar más boludeces de las habituales, y ya se hacía la medianoche, así que volvimos al hotel y nos despedimos, ya que al día siguiente nosotras abandonábamos el grupo.
Cambiamos de hotel... las valijas pesaban muchísimo, pero como los ingleses son caballeros, las subían por las escaleras de los subtes... hasta que llegamos al nuevo hotel, donde el ilegal que nos atendía nos boludeó, y revoleó nuestras valijas ¬¬ que ganas de denunciarlo a migraciones!
Eso no nos arruinó el día, ya que nuestro plan para esa mañana era ir a un lugar maravilloso que habíamos descubierto en nuestro camino a Madame Tussaud's... PRIMARKS, nuestra meca, donde compré mucha lencería para cuando lleguen momentos de prosperidad a precio muy bajo, pullover's baratísimos... hasta la campera impermeable que compré para el sur estaba a un 20% del valor de mercado de acá! Y estaba en rosa fucsia!!! Los zapatos de charol... Es una meca ese lugar!! Con mi prima, nos enamoramos y compramos media tienda...
Después de ese desbarranque, fuimos a Harrod's, donde compré un par de zapatos preciosos, que elevaban mi humanidad en 13 cm, y serían estrenados con un vestidito cortito, muy bonito, adquirido en París, para ir al teatro...
Nos cambiamos, y fuimos a ver al fantasma... nos encantó! La puesta en escena, la iluminación, el vestuario, las voces de los actores, una orquestación maravillosa! Indescriptible, lástima que no se podían sacar fotos ni siquiera en el intermedio, porque la lámpara que cae en la escena en que el fantasma se violenta, era monumental!

Fotos, para cuando las tenga enderezadas...

5 comentarios:

Barón Sottoflato de Buillón dijo...

Encantador paisaje el que nos brindó, uno de mis tantos deseos truncos fue posar mis obreras patas sobre Picaddilly Circus con toda su magia.

Besos!

Etienne dijo...

Ya voy a ir a la vieja Europa, capaz pronto!
Es que tus viajes me están dando ganas, vio?

No te imagino arriba deunas plataformas de 13 cms!! Ni que fueras petisa!!
Dejate de joder, reconocé que es para levantar el traste!!

Besos!!

Stanley Kowalski dijo...

Ya que llegaras a Londres con sol, era un buen augurio. Veo que te compraste todo! Así da gusto viajar, no sólo de museos vive el hombre.

Quiero ver las fotos!!!!!!!

Te agradezco el comentario que me dejaste, pero tranquila, que no me agrando, jajajaja!!

BESOTES GUAPA!

Bella dijo...

Qué lindor todo :)

Conta Dora dijo...

Barón: Ya irás a Londres, un tiempito más, e irás! :D

Etienne: Amo los zapatos de taco alto, son tan finos, tan delicados, hacen las piernas largas, levantan el tujes... :P
Así que te me vas a Londres? Viajá por LAN que son aviones mil veces mejores que los de Iberia!

Stanley: Siii... me compré de todo! :D Y muy bien, no te me agrandes querido!

Bella: :D

Besos!