viernes, 17 de octubre de 2008

Greenpeace, hará esto??

Esta historia, como anticipé ayer, involucra a mi querida amiga Brisa (y a mi en parte).
Esto sucedió cuando íbamos a primer año del secundario, en uno de los recreos, entre la hora de Geografía y la de Matemáticas. Brisa estaba charlando con otras amigas, sobre unos gatitos recién nacidos que estaban en el techo de la escuela, y los miraban. A todo esto, yo estaba saliendo del curso (había terminado los deberes de matemáticas, que los hacía en el recreo anterior a la clase).
De pronto, un chico, Mauricio C. subió a un banco y quiso agarrar a uno de los gatitos. Brisa estaba de frente al chico, y le dijo que lo dejara tranquilo en el techo, porque los perros lo podrían agarrar (si, en la escuela había perros abandonados). Mauricio hizo caso omiso, las chicas comenzaron a gritarle, y yo me quedé admirando la escena desde atrás...
Le seguían pidiendo que no lo baje, y él dijo: "no lo voy a bajar, lo voy a tirar desde acá arriba para ver si es cierto que los gatos caen siempre de pie"... Era un gatito de días, lo más probable es que el mismo terminara como una mancha roja en el paisaje (como diría ALF). Yo no podía creer que este tarado le hiciera eso a un pobre gatito recién nacido.
A esto, llegó Azul y cuando vio que Mauricio no iba a deponer de su actitud, cortó por lo sano y lo agarró de los pantalones. Lo que ella no se dio cuenta es que eran jogging de gimnasia, y cuando Mauricio saltó un poco para que Azul lo soltara, el pantalón quedó en las manos de Azul junto con los calzoncillos...
La cara de Brisa cuando vio una imagen dantesca: el socotroco de Mauricio (bahhh socotroquito, según ella) quedó al descubierto... y yo le vi las nalgas al chico!!!! Un horror!!! Y el pibe no podía levantarse los pantalones porque tenía el gatito en sus manos y si lo soltaba, el gatito podría arañarle la zona (mal no hubiera estado: la venganza del gato!). Así que lo subió al techo.
Pero era tarde: Luchi lo divisó desde el quiosko del cole y comenzó a gritar "El pito del Mauricio!!! Se le ve el pito a Mauricio!!!" y todos los chicos que estaban en el recreo giraron sus cráneos para ver al muchachito con el gato en la mano y sus bolas al aire... Y lo peor, las carcajadas, gritos y comentarios generalizados...
Al día de hoy, esta es una de nuestras historias favoritas del cole.
Gracias Brisa por sugerirme incluirla en este espacio!!! Y contaré otras cuando la inspiración no llegue a mi.
Buen fin de semana a todos!!!!

8 comentarios:

La Gallina dijo...

jaja,q horror!!!pobre mauricio,encima la tenia del tamaño de un chizito,por dios q no se diga!!!!pero igual,pobres gatitos!!esta historia da para mal pensados,pitos,gatitos jaja!!!

Free Rider dijo...

JAJAJAAJAJAJAJAJAJAJA!!!!!

Pobre pibe!!! Y quedó bien después de eso?? Su vida social existe?? Bah, TIENE vida social??

Cómo extraño el colegio.... quiero volver Contaaaaaa!!!

Besotes!!

TOBI dijo...

eh...conta esa oportunidad que no es frecuente ,estuvo para un brindis femenino
Pobre chico....quemo total

Lo siguen viendo......?

Besos conta.....

SirThomas dijo...

Graciosa historia, para todos menos para el muchacho claro, pero se lo merece por lo que quiso hacer (?).

Si me hubiese pasado a mí, seguramente hubiese optado por el cambio de colegio jaja...y me pregunto lo mismo que los demás, cómo siguió ese joven luego de la situación vivida.

Saludos, buen finde para usted también.

César dijo...

jajajaja!! Tremenda -o tremendita (?)- situación. La imagen de un pibito con los cinco pelitos de las bolas (perdón por la expresión) a la unísona vista de todos y encima a unos tres/cuatro metros de altura es prácticamente lisérgica.

Mi pregunta es igual a la de tobi, saben algo del muchacho? Lo ven?

Saludos!!!!

Conta Dora dijo...

Gallina: Dejá de hacerte la inocente que bien que le viste el pito a Mauricio!!!

Free, Tobi, Sirthomas y César: El pibe, al finalizar el año lectivo, hizo cambio de colegio. No se si el motivo fue que todos "admiraron" su pitillo o porque no le gustba el cole (da lo mismo).
Y su actual vida social, la desconozco...

Besos!

Lic_jasper dijo...

ese turro lo menos que merecia era pasar una verguenza como esa!!!!
al margen de no pasar a los gatos, la verdad, fue un buen azar del destino lo que le paso!
saludos!

Conta Dora dijo...

Lic_Jasper: Si, lo merecía.
Nos divertimos mucho con dicho azar del destino!!!

Besos