miércoles, 2 de febrero de 2011

Vacaciones.

Las tuve a mediados de año, pero me hacen falta otras. De septiembre a hoy, no pasó demasiado tiempo, pero una semanita de fiaca total, no me vendría nada mal.
Cada vez más laburo, sin ganas de hacerlo, pero haciéndolo para no estar en el horno.
Por lo menos, tuve fines de semana geniales de pileteadas y salidas al campo, donde me quemé. Si, es el primer año en el cual tomé sol, pese a que el médico me lo prohibió (hola cancer de piel!) y me bronceé! extrañaré el pálido muerto que era mi marca registrada.
Tengo muchos planes, se van concretando otros... pero de vacaciones, ni hablar.
En cualquier momento, me salta la térmica y comienzo a empalar gente. :s

5 comentarios:

Etienne dijo...

No te quejes así amiga que yo estuve todo un año completito sin vacaciones, con salidas esporádicas y muchos quilombos. Es que trabajar con gente hace que un mes parezca un año...
Estate atenta al feis que por ahi subo algunas fotitos...
Besos!

Ssss dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=TPZ_DnEVAWc&feature=related

Zeithgeist dijo...

yo todo el anio sin vacaciones, y a estas las tengo q dedicar a la mudanza.
UNA MIERRRDDAA!!!

Gastón dijo...

No hay vacaciones y nos quieren conformar con los fines de semana...

Carta documento!!

Barón Sottoflato de Buillón dijo...

Bien merecido que se lo tiene, que disfrute usted de sus días libres, procure tener cuidado con los taxistas y las diferentes amebas, la espero pronto y descansada.

Besos